La importancia de la firma en la pericia caligráfica

firma-pericia-caligrafica

La pericia caligráfica es la disciplina que estudia la autenticidad de un escrito para comprobar si es una falsificación o, por el contrario, es verdadero. Normalmente, el perito calígrafo interviene en procesos judiciales para dar testimonio de la autenticidad de una firma.

La importancia de las firmas en el trabajo del perito calígrafo

El estudio de las firmas es uno de los principales ámbitos de actuación de estos peritos. Su trabajo se realiza siguiendo un método muy riguroso que les permite llegar a una conclusión respecto al escrito analizado. Sin embargo, hay que distinguir entre el estudio de firmas en grafología y el análisis caligráfico:

  • La grafología. Es la ciencia que estudia la personalidad a través del examen de la escritura.
  • El análisis caligráfico. Mediante un conjunto de técnicas e instrumentos, determina la autenticidad o falsedad de un escrito o firma.

Por tanto, la primera podría incluirse dentro de la psicografología. Es decir, en el estudio de la forma de ser de una persona mediante su manera de escribir. En cambio, el segundo pertenece más al ámbito judicial. Los expertos calígrafos suelen trabajar para los tribunales y de sus estudios pueden derivarse importantes responsabilidades civiles o penales.

Labor del experto calígrafo. Importancia de la documentoscopia

Dada la importancia del trabajo del experto calígrafo, este se vale para realizarlo de diversas técnicas que guardan relación con la documentoscopia. Estas pruebas, objetivas y de gran rigor, le sirven para analizar las partes de una firma y son las siguientes:

  • Espectrofotómetro de presiones escriturales. Se utiliza un software que, a través del patrón cromático, mide la presión de la escritura sobre el papel.
  • Limpieza de documento manuscrito. Consiste en aislar la firma que se analiza del resto del documento en que aparece. Así, queda resaltada la parte a estudiar y desaparecen otras que puedan dificultar el trabajo.
  • Tecnología biométrica. Se analiza el escrito mediante el cotejo de patrones.
  • Reconstrucción del texto manuscrito. Como su propio nombre indica, reconstruye una firma deteriorada por distintos motivos como, por ejemplo, el paso del tiempo o la mala conservación.
  • La presión y velocidad de escritura. A través del tiempo que se tarda en escribir una firma, detecta falsificaciones.

Por otra parte, estos métodos son combinados por el experto con unos principios básicos que rigen su trabajo. El primero es que nadie puede firmar dos veces igual en su vida. Consecuencia de este, es el segundo: si hay dos firmas iguales, una es falsa. Por su parte, el tercero es que no se deben comparar textos con firmas y viceversa y el cuarto que nadie puede imitar de manera perfecta una firma. Finalmente, los dos últimos principios dicen que no se debe afirmar algo que no pueda demostrarse y que deben comprobarse las conclusiones antes de emitir el informe.

Del mismo modo, el experto realiza un análisis visual de las partes de la firma que incluye los trazos de las letras y los rasgos de las mismas. Los primeros pueden definirse como la forma de escribirlas, mientras que los segundos son elementos complementarios que sirven para unir las letras. Igualmente, observa aspectos como el alineamiento, la dirección y la inclinación de la propia letra.

Precisamente, los resultados, cuando se realizan para un tribunal, deben plasmarse en el llamado informe con formato judicial que se redacta siguiendo la Norma UNE-197001:2011. Además, el experto debe presentarlo y defenderlo ante la magistratura en cuestión.

Por otra parte, con arreglo al trabajo del experto calígrafo, se pueden distinguir varios tipos de firmas.

Tipos de firmas

Básicamente, las firmas pueden ser de dos tipos: sin rúbrica, cuando solo se compone del nombre de la persona, y con rúbrica, cuando incluye un garabato hecho a capricho. A su vez, estas últimas pueden estar compuestas del nombre y la rúbrica o solamente de esta última. Hay quien prefiere señalar ambos elementos como las partes de una firma.

Pero, más importante es que, a partir de estas dos clases genéricas, pueden distinguirse otros tipos de firma:

  • Firma auténtica. Como su propio nombre indica, es la escrita por su titular y mantiene sus formas características en el tiempo.
  • Firma falsa. Igualmente como da a entender, es la que no ha sido hecha por su titular.
  • Firma dubitativa. Se denomina así a la que genera dudas respecto a su autenticidad.
  • Firma indubitada. En sentido contrario al tipo anterior, es la que no presenta dudas respecto a su autor.
  • Firma legible. Es la clase de firma que permite ser leída por cualquier persona. Es decir, que tiene trazos claros que permiten identificar lo escrito.
  • Firma ilegible. Exactamente, es la contraria a la anterior; no pueden entenderse las grafías o rúbrica.

En conclusión, la pericia caligráfica se ocupa de autentificar documentos, especialmente firmas. Y lo hace, sobre todo, con fines judiciales. Diferente es la labor del experto grafólogo, que estudia la personalidad a través de la escritura.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

14 − once =

Ajustes de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.