El cuerpo de escritura: qué es y como se elabora

cuerpo-de-escritura-pericia-caligrafica

El cuerpo de escritura es una parte fundamental de cualquier prueba pericial caligráfica y que puede presentarse en un juicio. Por ello, es fundamental conocer en qué consiste y cómo se elabora para poder llevarlo a cabo de forma correcta.

Cuerpo de escritura, una prueba fundamental en un juicio

El objetivo principal es determinar si una persona ha sido la autora de un grafismo determinado. De esta forma, se puede determinar si se ha producido una falsificación documental a la hora de copiar una firma ya sea en un contrato, o bien en una transacción bancaria. Es una de las partes más importantes del trabajo de un perito, ya que es una prueba fidedigna que permite acusar a alguien de un delito de falsedad documental.

Esta prueba puede ser solicitada por un fiscal, un juez, la defensa o bien la acusación particular; es decir, todas las partes que intervienen en un juicio. Para ello, la persona que está siendo investigada realizará ante el juez un escrito, el cual servirá para compararse con el original. También puede ser necesario la elaboración de una firma.

En cualquier caso, es primordial que esta prueba cumpla con el artículo 478 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Por un lado, debe ir acompañado de una descripción de la persona o del objeto que se está juzgando. Adicionalmente, debe elaborarse un informe que establezca una relación de todas las operaciones que han llevado a cabo los peritos, así como los resultados que se han obtenido. Finalmente, las conclusiones que se sacan de toda esta investigación.

Además, el investigado, al igual que puede elegir por el uso de su derecho a no declarar ante un juez, también puede negarse a practicar una prueba caligráfica de este tipo. Esto no significa que se declare culpable por su negativa, sino es otro de los derechos que tiene a su disposición.

cuerpo-de-escritura

Cómo se lleva a cabo de forma correcta

A la hora de elaborar este tipo de documento, el perito es el responsable de establecer las pautas y las directrices que regirán durante todo el proceso. Su objetivo principal es destapar el posible engaño de quien ha realizado el documento original. Por ello, hay que tener en cuenta algunos aspectos que pueden ayudar a cumplir la meta principal.

Es fundamental que se establezca un contexto similar al que se elaboró en el documento original. Por ejemplo, usar el mismo soporte en el que se escribió, así como el instrumento utilizado como un lápiz, un bolígrafo o una pluma, entre otros. Asimismo, buscar la misma posición física y ambiental que la primera vez. Todo esto ayudará a entender si fue realmente una falsificación o es todo correcto.

En el caso de que sea necesario el desarrollo de la escritura de un manuscrito, el perito deberá preparar el texto de manera adecuada. Esta preparación deberá incluir aquellas palabras, oraciones y letras que sean de especial importancia. Por ejemplo, si una de las partes dubitativas del documento original está en el trazo de la letra «O», en este texto deberán incluirse diferentes palabras que contengan esta letra.

El número de palabras dependerá directamente de la complejidad del texto a elaborar. Sin embargo, serán necesarias varias muestras. Por ejemplo, en el caso de una firma no debe haber menos de cinco opciones. En líneas generales se pueden encontrar los de tipo judicial y los de tipo notarial, donde varía el tipo de profesional que certifica su autenticidad.

Como conclusión, el cuerpo de escritura representa una parte fundamental de una prueba de peritaje caligráfico por lo que debe llevarse con una profesionalidad absoluta y siguiendo los pasos adecuados.

Entradas relacionadas

Ajustes de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.