Qué es un testamento olografo

Definir las condiciones de nuestras últimas voluntades es una acción muy importante de la que solo nos  damos cuenta cuando sucede el fallecimiento de nuestros seres queridos. Otorgar testamento antes de fallecer puede suponer un importante ahorro de trámites, de dinero y de quebraderos de cabeza. Pero,  cuales son los diferentes tipos de testamento que existen? ¿Qué es un testamento ológrafo? En este post te aclararemos todas las dudas sobre estas cuestiones.

el testamento abierto, el más común.

El testamento abierto es una de las formas de testar que una persona puede utilizar para poner de manifiesto su decisión. Sin duda es la empleada con mayor frecuencia. Su particularidad es que es un documento realizado ante notario que no tiene carácter secreto, sino que puede ser conocido por quienes intervienen en su proceso de elaboración. Tras la firma del mismo ante notario, el documento se inscribe en el Registro General de Últimas Voluntades, que da constancia de él. 

En el testamento cerrado, por el contrario, el contenido es plenamente secreto. La información sobre las últimas voluntades del autor solamente será desvelada tras el fallecimiento. Este documento también se firma ante notario y se inscribe en el registro, y comparte algunas características con otro tipo de testamentos. Al igual que en el testamento ológrafo, el autor escribe la información con su letra. Sin embargo, en este caso, como ocurre en el modelo abierto, queda constancia del testamento ante notario

A lo largo de su vida, una persona puede cambiar su decisión respecto a algún aspecto concreto. Por ello, aunque una persona haya testado en más de una ocasión, el documento definitivo será el último realizado. 

Estas fórmulas legales son esenciales para dar la forma definitiva a las últimas voluntades y todas ellas conducen a un mismo objetivo.

el testamento olografo: de puño y letra del testador

 

que es un testamento olografo - perito caligrafo

 

La particularidad del testamento ológrafo reside en que el testador escribe a mano este documento, que debe ir acompañado por su firma habitual. Lo dispuesto en este contenido se hará efectivo tras el fallecimiento de la persona. Es habitual que en la realización de un testamento intervenga y asesore legalmente un notario. Este profesional estará presente durante el acto.

 

Este trámite también puede llevarse a cabo en el hogar. Conviene aclarar que la participación del notario será indispensable cuando los herederos tramiten la herencia. En el documento manuscrito debe quedar constancia de la fecha en que se ha realizado.

EL TESTAMENTO OLÓGRAFO Y SU VALIDEZ: REQUISITOS A TENER EN CUENTA

 

Un testamento ológrafo pone de manifiesto la libertad del que decide a quién quiere otorgar sus pertenencias después de su fallecimiento.

Surgen muchas dudas en cuanto al testamento ológrafo y la validez. Sin embargo, es un documento totalmente válido a efectos legales siempre que se cumplan una serie de premisas.

 

El testador debe ser mayor de edad para redactarlo. En ocasiones, puede darse la circunstancia de que la persona quiera tomar una decisión de urgencia sobre el reparto de sus pertenencias. Como consecuencia de esa inmediatez, quizá no tenga la posibilidad de desplazarse hasta la consulta de un notario. Es recomendable que el testador informe a varias personas de su máxima confianza sobre la existencia del documento.

 

En caso contrario, existe el riesgo de que la última voluntad del testador no se haga efectiva porque se desconozca su decisión. Existe un plazo de cinco años para presentar esta información ante un notario. El periodo de validez, por tanto, es temporal. El plazo comienza a contar a partir de la fecha en la que se produce el fallecimiento. Sin embargo, si alguien tiene constancia de la existencia de un testamento de este tipo, puesto que es su depositario, debe presentarlo de inmediato tras el fallecimiento.

 

Este manuscrito, que contiene la letra del testador, es válido desde el punto de vista legal. Si presenta la letra del testador, es posible diferenciar un texto original de cualquier falsificación. El proceso de elaboración del documento es sencillo. De hecho, no hacen falta testigos presentes durante ese momento. Pero también presenta algunas dificultades legales que conviene tener en cuenta. Puede ocurrir que el autor, ante la falta de un asesoramiento especializado, no redacte un documento que cumpla con todos los requisitos necesarios para que sea plenamente válido.

 

Para evitar esta situación y clarificar cualquier duda, es posible consultar previamente con un experto. El autor debe saber leer y escribir para hacer constar sus últimas voluntades. Si el documento no cumple alguno de los requisitos exigidos para formalizarse, cualquiera de los herederos puede llegar a impugnarlo por este motivo.

 

TESTAMENTO OLÓGRAFO Y MODELO PARA REDACTARLO

 

Entre los mencionados requisitos para su validez está la obligatoriedad de que quede constancia del día, mes y año en el que se ha realizado el testamento. Por otra parte, el contenido debe mostrar los datos personales (nombre y apellidos) de quien realiza el documento. Además de la fecha, debe anotarse el lugar en el que se lleva a cabo el trámite. Es recomendable que el texto sea claro para facilitar su lectura.

 

El testador realizará una enumeración detallada de sus bienes y explicará quiénes serán sus herederos. El documento debe guardarse en un lugar seguro para que se conserve en perfectas condiciones tras el paso del tiempo.

 

Un testamento ológrafo y el modelo para diseñarlo son de interés para quien toma la decisión de testar. 

El papel del perito calígrafo en el testamento olografo

Sin duda la existencia de un testamento ológrafo puede generar algunas controversias a la hora de realizar el reparto de una herencia. Cuando sucede que alguno de los herederos no está de acuerdo con el contenido de ese testamento, puede llegar incluso a requerir la actuación de un perito calígrafo para definir la autenticidad del documento. El papel del experto en pericia caligráfica, en ese caso, será realizar un trabajo de análisis de las grafías, comparando el documento con otros escritos de puño y letra del testador que sean indubitados, es decir, que no quepa duda de la autoría, para así emitir un informe que evidencie la autoría, que explique si puede estar contaminada por indicios de falsificación o alteración o si pudiera incluso ser la evidencia de posibles alteraciones psíquicas en el momento de la escritura de ese testamento ológrafo que pudieran ser determinantes para actuar bajo influencia.

¿necesitas un informe de pericia caligrafica para un caso de testamento olografo?

En CPG Consultoría Grafística somos expertos peritos calígrafos y te ayudaremos en la determinación de la autoría de cualquier documento. En nuestro laboratorio caligráfico podemos realizar los informes más precisos. 

Contactanos

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

trece − nueve =

Ajustes de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.